2008.- El tren de la alegría – Juan Ant. Muñoz Hiniesta

Heladería Da Massimo

El Tren de la Alegría

El Tren de la Alegría

El Tren de la Alegría

Comparsa Juvenil con la autoría de Juan Antonio Muñoz Hiniesta, música de José María Fuentes Feria, y dirección de Jaime Sánchez Angulo.

2º Premio del Concurso de Agrupaciones Carnavalescas Juvenil del Gran Teatro Falla de Cádiz.

Presupuesto..: 3.000 Euros.

Tipo..: Ferroviarios de Feria ambulante.

SEPA

El tren de la Alegría

El tren de la Alegría

SEPA

Actuación en Semifinales..:

Presentación

El tren de la alegría - Tipo

El tren de la alegría – Tipo

Estos que parecen ferroviarios de feria ambulante portuenses son en realidad comediantes de calle en forma de comparsa juvenil llevan un tipo muy colorido y alegre… Bonito punteado picaito para la introducción y comienzan a cantar… «Imagina un mundo de fantasía… Solamente falta tu voluntad…» Bonita idea, buena letra, buena música, aunque la interpretación adolece de claridad, porque no se han trabajado bien ese alarde de voces entrecruzadas, esos coreados, como se dice en Cai.

Pasodobles

No se están quietos en el escenario: inquietud y juventud y personaje, aquí sinónimos de libertad… A ver… En el primero de los pasodobles hacen un homenaje póstumo al fallecido actor (y comediante) Fernando Fernán Gómez… Original tema que, por otro lado, pega mucho con el tipo que llevan, muy bien planteado y desarrollado en una música que está bien y que se interpreta bien (mejora la interpretación con respecto a la de la presentación).

En el segundo de los pasodobles se les esfuma la alegría de los semblantes coloridos para hablarnos de Blanca, una niña que murió con tan sólo 9 meses… Es común en las comparsas portuenses (y últimamente también en las gaditanas) las tragedias particulares hechas coplas de carnaval. Buena letra, sobre todo en su desarrollo más que por el tema en sí. En medio del pasodoble hacen algunos recursos escénicos, distintos en cada pasodoble, que son interesantes y casan con el personaje que representan (en esta ocasión han abanicado un puñado de papelillos; en el primer pasodoble, hicieron algunos malabares con pelotas).

En el tercero de los pasodobles… «Si ya no les interesa esto que les canto…» Tengo que aplaudir este pasodoble porque es una verdad como un templo de ladrillos coloraos… No se puede aguantar que la juventud no merezca ni «dos minutos de atención» como dicen ellos en lo que se refiere a cantar en el Falla. Ay, ay, si yo tuviera tiempo y espacio para hablar de esto (quién sabe si en un artículo…), porque os puedo asegurar que esto no tiene que ver sólo con las coplas del carnaval gaditano y quien tiene derecho o no a cantarlas en el teatro. Hay mucho más y viene de muy, pero que muy antiguo… De todas formas, gracias, chavales. Gran letra de pasodoble, muy valiente (no hay nada que perder, verdad).

Cuplés

En el primero de los cuplés nos cuentan los avatares de un padre de un amigo que es un borrachito feliz, como diría Gabriel García Márquez… Cuplé de comparsa, con su coletilla por tanguillitos en medio. En el estribillo se ponen enamoradizos con una morena que por las ganas que le ponen, seguro que es bien bonita la chavalita.

Popurrí

Se cambian algunas elementos del disfraz para emprender el viaje del popurrí… Nos presentan «la magnífica actuación del tren de la alegría…» A ver… Bonito punteao para la introducción, además de un saxo tenor y uno darbuka… Libertad en la intención… «¡ Y ahora con ustedes los cuentacuentos !» La diosa Gades y el duende de sus calles da vida a la cantera… Juego de luces para una cuarteta de ritmo vivo que, la verdad, no lo necesita para nada, ya que son comediantes de la calle… Tras un final falso, llega el final propiamente dicho donde «el payaso se despide», con un alarde de voces un poco pasándose de nube por mor de ponerle tanta emoción (también se trabajan los sentimientos en los ensayos, chavales). Popurrí cortito pero entretenido.

Comentario

Buena comparsa juvenil portuense, muy suelta sobre el escenario, cosa muy de agradecer (aunque es una soltura a veces algo tensa, pero eso es cuestión de cultura, supongo). Estos «embajadores de la risa y el compás» portuense llevan un repertorio entretenido y colorido, donde todos los elementos, tanto sonoros como escénicos, están interrelacionados y causan el efecto perseguido: el de agradar lo más posible al público, que los despide con gritos de «¡Esto sí que es una gran comparsa!».

SEPA


Actuación en la Final..:

Pasodobles

El tren de la alegría

El tren de la alegría

En el primero de los pasodobles… «Un hogar entre penumbras y eterno calvario…» El tema que han tratado es el del maltrato de un hijo por su padre, pero la mamá se lo lleva con él para vivir juntos sin el ogro de su padre… Buena letra, no por el tema en sí, sino porque está desarrollada como una historia que puede ser verídica en algunos casos. Buena música y buena interpretación.

En el segundo de los pasodobles… «Como un viejo soldadito de esos de la guerra vengan todos para uno y uno para todos…» El tema a tratar en este pasodoble habla del compañerismo del que hacen gala, ya no sólo en escena, sino tras la puerta del ensayo… Letra bonita y bien escrita que es casi como una despedida de la cantera. Medio pasodoble va acompañado sólo por toques de baqueta en el aro de la cajilla.

Cuplés

En el primero de los cuplés uno de ellos se compra una moto y la mare se aprovecha para que la lleve de compras… Simpático cuplé y estribillo con juego de luces inclusive.

En el segundo de los cuplés hablan de los provocadoras que van las muchachitas por ahí (cosas de la edad, por supuesto: son adolescentes)… Correcto cuplé (para algún rasgador de vestiduras, incorrecto) porque, la verdad, están en la edad del asombro femenino… o masculino también (por qué no).

SEPA

El tren de la alegría

El tren de la alegría

SEPA
Música de la Presentación

La música de la presentación va tocada por Mi mayor al 2, que es como decir Fa# mayor al aire, por lo que Fa# mayor es la tonalidad real. Bullangueros en escena estos artistas bohemios y callejeros para el principio. Después mejoran la interpretación con repeticiones y donde la percusión cobra protagonismo (cosa común en cualquier agrupación portuense).

Música del pasodoble

Los pasodobles de esta comparsa juvenil portuense van tocados por Mi mayor al 2, que es como decir Fa# mayor al aire, por lo que Fa# mayor es su tonalidad real. Bonita introducción de pasodoble donde se luce con soltura el punteao y en la que también tocan los pitos. Compás de 3×4 de los de verdad. Buena música y buena interpretación de la misma. El más pequeño (de 13 ó 14 años) canta bonito su intervención por arribita (aún está en el cambio de voz y destaca por timbre) antes del trío y en el trío también. Repiten dos veces los versos finales (la tetra), armónicamente, el primero acaba en la dominante (Do# 7) y el segundo en la tónica (Fa# M).

Música del cuplé

Los cuplés de estos jóvenes comparsistas portuenses van tocados por Mi mayor al 4, que es como decir La bemol mayor al aire, y es precisamente La bemol mayor su tonalidad real. Compás de 4×4 con sus medios compases cuando son necesarios. Coletilla al compás de un tanguillito en medio del cuplé. Cuplé con música que posee las típicas características de los cuplés de comparsa, a saber, música que se nivele a la letra y que no la sirva. Estribillo enamorador y enamoradizo por tanguillos.

Música del Popurrí

La primera cuarteta del popurrí de esta joven comparsa portuense (de chicos ya de 16 y 17 años, aunque al menos 4 de 14 y 15 años) va tocada por Do mayor al 3, que es como decir Mi bemol mayor al aire, por lo que Mi bemol mayor es su tonalidad real. Punteao lindo para la introducción. Dúo de saxo y darbuka para una cuarteta cuya música es una versión de una conocida canción de Juan Luis Guerra.

La segunda cuarteta va tocada por La mayor al 3, que es como decir Do mayor al aire, por lo que Do mayor es su tono real. Prácticamente, se trata de una cuarteta casi instrumental, porque las voces sólo se dedican a contar cuentos (salen los cuentacuentos a escena).

La tercera cuarteta va tocada por Mi menor al 3, que es como decir Sol menor al aire, por lo que Sol menor es su tonalidad real. Bonito contralto del más pibe de los pibes (el muchacho de los pelos largos y que tendrá apenas catorce años y la voz todavía no le ha cambiado). Esta cuarteta acaba con un falso final.

La cuarta cuarteta empieza con una introducción punteada para que sirva de respiro a los cantantes tras el esfuerzo anterior. Va tocada por Mi menor al 3, que es como decir Sol menor al aire, por lo que Sol menor es su tono real. Algunos versos acaban en la dominante: Re séptima tocada como Si séptima al 3.

Y, por último, la quinta cuarteta va tocada por Do mayor al 5, que es como decir Fa mayor al aire, por lo que Fa mayor es su tonalidad real (en esta última cuarteta han efectuado un transporte de cejillas, la han pasado del tercer traste al quinto). Música que se hace bonita porque «aquí termina la función de mi humilde compañía».

SEPA

Academia de Baile Flamenco