2020.- Los Majaras – Antonio Galán Obregón

Heladería Da Massimo

 Los Majaras

Los Majaras

Los Majaras

Comparsa con la autoría de Antonio Galán Obregón, música de Vicente Esquerdo Oliva y dirección de Antonio Rico Suano.

Agrupación que actuó en Preliminares del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas del Gran  Teatro Falla de Cádiz, el Viernes, día 31 de Enero, a las 20:30 h. abriendo telón y en Cuartos de Final, el Miércoles, día 12, los 3º, sobre las 21:00h. después del Cuarteto Cari… resiste.

Tipo..: Representan a la mítica agrupación de «Los Majaras» de El Puerto.

Lugar de Ensayos..: Peña Los Majaras, en Bda/ Federico Chueca, 8 – A.

Componentes..: José Antonio Segura Domínguez (Bombo), Francisco José Rico Suano (Caja)José María Guilloto Ramos (Guitarra), Enrique Cías Portela (Guitarra), José Manuel Tobío Morejón (Guitarra)Rafael Morales González (Tenor),Juan Antonio Rubio Gil (Tenor), Francisco Jesús Muñoz Camacho (Tenor)José Antonio Lores Rodríguez (Tenor), José Maday Travieso Cascales (Tenor), José Alberto Domínguez Puyana (Alta)Antonio Rico Suano (Alta), José Manuel Ibáñez Camacho (Segunda), José Joaquín González Domínguez (Segunda), Juan Manuel Mulero Mendoza (Contra-alto), Antonio Galán Obregón (Autor de Letra), Vicente Esquerdo Oliva (Autor de Música y Guitarra).

Conjunto - Los Majaras

Conjunto – Los Majaras

Preliminares.

Tipo

Tipo

Se presenta la comparsa de Los Majaras cantando de espaldas, en corro cerrado tras un largo preludio musical. Arriesgado, se les entiende sólo regular. Cuando se dan la vuelta descubren unas grandes voces, aunque algo chillado en ocasiones. “Si por mas años que pasen yo me vuelvo más Majara”. Elaboran un juego entre la locura del personaje y la peña los Majaras que se mantendrá durante todo el pase. El forillo está lleno de referencias a la comparsa que, desde los años 60, viene regalando sus coplas al Carnaval de Cádiz.

Primer pasodoble, a Los Majaras, “Cuéntame papi, ¿de dónde han salido?”, le dice el hijo, de nueve años, al padre. “¿Cómo puedo explicarte que son 50 años regalando coplas, regalando arte?”, le dice el padre, al hijo. La voz de tenor del Lores hace un contrapeso con los agudos de lo más interesante. “Es un legado, no es una comparsa”. “Esto es un privilegio, voy a contarlo en el colegio”. Buena reivindicación majareta. El segundo, con un soniquete que recuerda a comparsas antiguas, casi más de los 90, a una lesbiana de los años 50. Acaban con su felicidad cuando su nieta le presenta a su pareja ”Mira mi abuela, esta es mi novia”, le confiesa y la señora dibujó “un arcoíris en su ventana”. Un poco más flojo.

En la tanda de cupléts, la primera letra indica que iban a ir de ratón, pero  “un ratón como el Lores no iba a caber por el agujero”. El segundo, al satisfyer, que lo quería “su parienta”. No sabe cómo se utiliza y lo emplea para “envasar al vacío”. De los mejores de este tema escuchados en el Falla. Estribillo cortito y con juego de voces muy al estilo Majara: “Por culpa de dos locos y sus letras yo me enamoré de ti en la orillita de La Caleta”.

Llega el popurrít. “Yo estoy majara, ya”. Es un Majara de recuerdos de Carnaval. Es curioso cómo haciéndose un homenaje a ellos mismos pueden hacer un canto tan conseguido de amor indirecto a Cádiz y al Carnaval. Nos dicen que “que hay un Antonio que se llama Pedro”, para hacer unos bellos malentendidos con nombres de autores que “son para volverse majara”.  En una cuarteta sacan unos niños (no, por favor) al escenario, para cantarle al “Majara chico” y le piden que canten “con respetos” y que atiendan más a los libros que a los libretos. La parte, con ser bonita, tiene un pequeño resbalón de afinación y vuelve a sonar chillada en un par de ocasiones.  “Yo no tengo una comparsa, yo tengo una vida”, rematan en el popurrí, que pone a gran parte del teatro en pie.



Cuartos de Final

El grupo cambia en la presentación y, en lugar de cantar en corro, lo hacen en semicírculo. Acierto, se les oye mucho mejor. De nuevo, la potencia que derrochan es máxima, cantando con una gran fuerza y al borde del escenario. También han apostado más por la interpretación.

El primero de los pasodobles va dedicado a un niño que está escuchando flamenco. Le emplazan a que escuchen “malagueñas de Enrique el Mellizo tienen heredero, cómo las canta nuestro pregonero”. Le relatan que el “flamenco es quebranto y quejío”. “Ponte a Chano, a Camarón y a Paco de Lucía”, pero eso sí, “no me pongas a Rosalía”. Bueno, ella, que siempre ha defendido que lo que hace es pop, estará secándose las lágrimas con sus fajos de dólares. En el segundo, narran la historia de Manuela del Barrio, que después de tanto tiempo “luchando, de sus cositas se fue curando”. Se ha salvado porque la máquina la ha donado Amancio Ortega. Una personalísima defensa del empresario gallego, y “por mucho que nos hablen de evasiones y aunque nos duela”, hay que agradecérselo, “que le pregunten a la Manuela”. Los ricos también lloran. De nuevo, cantado con potencia que, en muchas ocasiones, roza el grito. No han llegado a pegar en ningún momento de la tanda.

Los Majaras atacan con los cuplést. El primero, a las constantes salidas procesionales. No le interesan demasiado, no así como su vecina, que va muy provocativa: ·”esas son las salidas que me gustan”. El machistómetro saltó. El segundo compara a su hijo con Greta Thumberg. Ella está muy implicada  en el medio ambiente. Como su chiquillo que está todo el día metido en el baño y esa es su “forma de combatir el calentamiento”.

En el popurrít, no renuncian a su estilo de voces agudas, que en algunos momentos chirría, en especial cuando este año se ha impuesto en el concurso unas voces más suaves con un tono similar. Suenan mejor que en preliminares, con una afinación más cuidada, pero la sensación que han dejado en el teatro ha sido más pobre al perder el factor sorpresa.

Portada Cancionero

Portada Cancionero

Portada del CD

Portada del CD

LOS MAJARAS - CD TRASERA

LOS MAJARAS – CD TRASERA


Reportaje Fotográfico de la Comparsa «Los Majaras«..:

Cancionero Completo de «Los Majaras«..:

Academia de Baile Flamenco